El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avanzado hoy que el número de turistas que visitaron España durante el año 2013 ascendió a 60,6 millones, lo que supone un 5,6 por ciento más respecto al ejercicio anterior y representa un récord histórico.

Rajoy ha hecho público ese dato en su intervención en el acto inaugural del VII Foro del Liderazgo Turístico Exceltur, que, con el lema “El turismo, sector clave para reforzar la marca país”, se celebra un día antes de la apertura de la Feria Internacional de Turismo (FITUR).

El jefe del Ejecutivo ha explicado que, con los datos de 2013, que ha insistido en que son los mejores de la historia, España ha recuperado la tercera posición como país receptor de turistas, al superar a China, y situarse por detrás de Francia (83 millones) y Estados Unidos (67 millones).

Tras recordar que por vez primera se ha superado la barrera de los 60 millones de turistas (el anterior récord estaba en los 58,7 millones que se registraron en 2007), ha subrayado que España ha batido en 2013 otra plusmarca que ha considerado muy importante como es la relativa al gasto realizado por los turistas internacionales.

Al respecto, ha informado de que sólo en el periodo de enero a noviembre se había alcanzado la cifra de 55.896 millones de euros, casi nueve puntos por encima de los datos del total de 2012.

“A nadie se le ocultan las implicaciones que estas cifras tienen para nuestra economía”, ha recalcado el presidente de Gobierno, quien ha ofrecido también el dato de la balanza de pagos.

A falta de contabilizar los dos últimos meses, España está en camino de superar por vez primera los 45.000 millones de euros, un dato que ha explicado que es también el mejor de la serie histórica.

Rajoy ha informado de que en prácticamente todas las comunidades autónomas hubo también cifras récord de visitantes y ha destacado que ha aumentado la cifra tanto de turistas provenientes de mercados tradicionales como Reino Unido, como de otros países que se engloban en mercados más recientes, como Rusia.

En el caso del Reino Unido, ha crecido un 5,2 por ciento respecto a 2012 hasta alcanzar los 14,3 millones de visitantes, mientras que los turistas rusos han aumentado un 31,6 por ciento, llegando a 1,5 millones.

Rajoy ha hecho hincapié en la decisiva contribución del turismo a la salida de la crisis y al papel “sobresaliente” de los empresarios de este sector.
Ha llegado a calificar al turismo de “mascarón de proa” de la economía española y ha justificado por ello las decisiones que ha ido adoptando su Gobierno para cuidarlo, entre ellas el Plan Integral de Turismo aprobado al inicio de la legislatura o la modificación de la ley de costas.

Ante el ministro de Industria y Turismo, José Manuel Soria, presente en el acto, ha destacado igualmente los pasos dados para reducir la maraña administrativa de las empresas turísticas para potenciar la competitividad de la economía.

También ha considerado importante para el turismo el saneamiento del sistema financiero y la puesta en marcha de la reforma laboral.

Una reforma que ha asegurado que, desde su puesta en marcha, está aportando la flexibilidad que las empresas turísticas necesitaban y está proporcionando un empleo de mayor calidad y estabilidad.

El presidente de Gobierno ha otorgado también un papel relevante al esfuerzo realizado convirtiendo la política de visados en una política turística.

Esta iniciativa, en la que ha dicho que el Gobierno va a perseverar, ha explicado que ha dado lugar a incrementos sustanciales de turistas procedentes de mercados como Rusia, país para el que ha dicho que la expedición de visados se incrementó un 31 por ciento en 2012 y un 20 por ciento hasta octubre de 2013.

El presidente del Gobierno ha hecho una llamada a la colaboración de todos para seguir potenciando el turismo como una marca del país.