outlet--575x323

El 80% de los asistentes han sido parejas jóvenes de entre 25 y 35 años en régimen de alquiler a la búsqueda de viviendas de hasta 150.000 euros, situadas en el centro y la zona norte de Murcia, así como en pedanías

La décima edición de la Feria de la Vivienda de la Región de Murcia Reside 2015 cerró este domingo sus puertas con cerca de 2.000 visitas y un volumen de ventas de 3,5 millones de euros, según fuentes de la organización.

Las 20 empresas expositoras, compuestas por agencias inmobiliarias, comercializadoras y promotoras, realizaron un balance “positivo” de un evento, en el que se realizaron más de mil contactos de interés y visitas concertadas.

El presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la Región de Murcia (Apirm), José Hernández, explicó que “hemos celebrado una feria que revela que nos encaminamos hacia la recuperación económica, ya que ha aumentado la confianza en el mercado inmobiliario y la disponibilidad de dinero del comprador, al tiempo que han disminuido las expectativas de bajadas de precio”.

“Ha sido una feria en donde ha disminuido el número de visitantes con respecto al año pasado, pero ha aumentado el de compradores”, reconoció.

“El retrato robot del comprador ha cambiado y, por primera vez en ocho años, hemos notado el aumentado del número de jóvenes de 25 a 35 años que buscan comprar su primera vivienda para formar un hogar en Murcia, preferiblemente en las avenidas Juan de Borbón y Juan Carlos I”, afirmó.

Al hilo, argumentó que “los mayores de 36 años que buscaban mejorar su vivienda actual o adquirir una segunda vivienda han pasado a segundo plano, puesto que ahora el nuevo motor del sector son los jóvenes que prefieren comprar a seguir viviendo de alquiler”.

A1-47302513.jpg

Además, según el presidente de Apirm, el precio o la financiación ya no son los principales obstáculo para acceder a una primera vivienda, “ya que la mayoría está dispuestos a comprar antes de un año o en cuanto encuentren la vivienda que buscan, lo que indica mayor confianza y predisposición a la compra”.

Según las fuentes, este año el 80% de los asistentes han sido parejas jóvenes de entre 25 y 35 años en régimen de alquiler a la búsqueda de viviendas de entre 120.000 y 150.000 euros, situadas en el centro y la zona norte de Murcia, así como pedanías como El Palmar, Guadalupe y La Alberca, especialmente.

“Pero la principal buena noticia que nos arroja el mercado de la demanda es que están apareciendo nuevos compradores cada vez más exigentes, que están a la búsqueda de casas de mayor calidad y, obviamente, de mayores dimensiones”, manifestó.

“Las familias murcianas que ya no buscan, como en tiempos del ‘boom’ inmobiliario, viviendas puente, sino que demandan residencias a partir de 180.000 euros de 2, 3 o 4 dormitorios, a ser posible con terraza”, argumentó.

“La feria ha evidenciado que la casa ‘premium’ con terraza, que cumple con la normativa de eficiencia energética, bien comunicada y con espacios amplios es la preferida por cientos de nuevos potenciales compradores”, reveló.

Además, la patronal Apirm y los expositores participantes se han mostrado “optimistas” ante la constatación de que “existe un comprador potencial solvente, con ahorros y con capacidad de compra y de negociación con el banco”, afirmó Hernández.

“Ya no hay un perfil del asistente que viene en busca del chollo, sino que conocen la zona, los precios reales de mercado y lo que quiere es tomar la mejor decisión”.

Asimismo, la financiación al comprador es una realidad, muestra de ello ha sido que las propias entidades financieras como Ibercaja han participado en la feria.

Con estos datos sobre la mesa, a su juicio “estamos en el mejor momento para comprar una vivienda en la Región, ya que los precios van a comenzar a subir tímidamente una vez que el sector ha recuperado la confianza”.

Entre los productos y servicios expuestos en el principal salón inmobiliario de la Región, los visitantes han conocido de cerca las ofertas de primera vivienda -nueva o de segunda mano-, segunda vivienda, turismo residencial y locales.

Fuente: Laverdad